lunes, 30 de julio de 2007

Si fuéramos como niños....

Seguramente tendríamos otra actitud ante los problemas de la vida si tuviéramos la confianza de un niño...




4 comentarios:

Anónimo dijo...

Casi se me salen las lágrimas... ¡Gracias!

GManuelGR dijo...

Les felicito, pocas veces encuentro algo tan humano y formativo. Que bueno que alguien piense en las familias.
Saludos,

Tu vecina Day dijo...

-Buenas Marianna,
Que bello este relato;y es cierto como niños nosotros solo podemos confíar ciegamente en nuestros padres,por la misma inocencia,ya de adultos con todo los cambios que sufre nuestra alma,algunos para bien o para mal no confian ya más ni en ellos mismos.
-Un abrazo,me llevo una sonrisa de tu casita.
-Que tengas un líndo Domingo.

Anónimo dijo...

Haces que la vida sea mas clara pues aveces nos olvidamos que cuando somos chicos confiamos en las personas sin ninguna duda...gracias y te mando un beso